Archive for the ‘AVENTURAS EN MEHARI’ Category

Un REVOLUCIONARIO por las autopistas

julio 15, 2008

Viaje programado para ese fin de semana hacia San Antonio de Areco, segunda experiencia en un viaje largo… con algo más de confianza, y como siempre mucha pila del REVOLUCIONARIO (mi MEHARI rojinegro 1973) después de que Jorgito y Luis, mi mecánico y su secuaz, me dijeron que le tenía que cambiar atrás el cartel de 80 por el de 120km!!! Mi REVOLUCIONARIO está original, aclaro para los que no me conocen, por ahora nada de “mejoras”, solamente algunos buenos………y caros repuestos………. pero esa es otra historia de la que no llevo la cuenta, ni la llevaré, jaja. Salí temprano, a las 7 de la mañana que en este frío invierno está oscurito todavía, hacía dos días que llovía pero tenía la esperanza de que el tiempo mejoraría; salí como siempre sin horario de arribo pero con la firme propuesta de llegar en menos tiempo que el viaje anterior. Salí de casa rumbo a la estación de servicio, miré todo antes de partir: aceite ok, líquido de frenos ok, luces ok, gomas ok, mangueras de calefacción ok (esta vez pensaba usarla!! Uhh que frío hacía!!) el cargamento aventurero atrás ok así que… a la ruta REVOLUCIONARIO!!! A las dos cuadras tremendota y copiosa lluvia pero tranqui, esta vez agradezco a Luis el electricista que no solamente puso un tigre en el limpiaparabrisas sino en toda la instalación eléctrica. Unos 180 km con lluvia intermitente pero aunque nublado, ya amaneciendo…… llevaba tranquila la ruta…….. En Coronel Vidal tomé la autovía 2 hasta la primera YPF donde vi que el consumo había sido menor al viaje anterior ¡¡qué alegría en estos tiempos argentinos sin combustible y con piquetes!! En Las Armas paré a disfrutar un mate calentito y tomar una foto de aquel lugar que fue fundamental para el contacto entre los ahora amigos meharianos de tantos lugares del mundo y nuestro MEHARI Club Necochea; Ezequiel y los que leyeron la historia anterior, saben de qué hablo, y creo que será un lugar obligado de stop cada vez que pase por ahí… Seguí manejando con la onda de siempre, hablando(me) sola, riéndo(me) sola y mientras disfrutaba mucho mucho mucho de este nuevo viaje en el REVOLUCIONARIO pensaba que la vida no es otra cosa que un puñado de alegrías… y ésta era otra que me regalaba la vida. La llegada a La Plata fue triunfal!! esta vez con sol y a las 14.40!!!!!!!! había andado casi todo el trayecto a 80 km/hora pero el marcador que esta vez andaba……..marcó de a ratos 90 (Luis del taller dice que mi velocímetro miente!!!) 80, 90 ó 100 da igual, el MEHARI anduvo como conejo en una quinta de zanahorias ………… volaba con ganas de aventura…

En La Plata estuve con mi hija Micaela y esta vez mi hijo Facundo que se sumó, con mucha alegría de mi parte, al siguiente tramo del viaje. Así que me comuniqué con los contactos platenses y meharianos Marcelo y Flavio con quienes tenía pensado seguir viaje hacia el destino siguiente: San Antonio de Areco y Los Cardales adonde tenía la firme convicción de llegar a ver a nuestros amigos meharianos Claudio, Mirta y Dorina hasta la puerta misma de su casa.

Quedamos en encontrarnos con Flavio y su MEHARI a la mañana siguiente en la rotonda de Gutiérrez saliendo de La Plata y aquí creo, es donde empieza la primera parte de la verdadera aventura: como íbamos a ir detrás del MEHARI de Flavio y él conocía el camino no miré el recorrido!! Ni por cuál ruta iríamos ni nada!! Cabeza fresca me iba a deslizar tras el MEHARI de Flavio y hasta San Antonio de Areco no parábamos!! Pero la cosa se complicó cuando ya varios minutos después de la hora señalada Flavio y sus amigos no aparecían!! Bueno le dije a Facundito (mi hijo y copiloto en esta ocasión) salimos solitos nomás… y si…!! dijo Facu… Nos atamos los cinturones de seguridad puse contacto tiré del arrancador y hacia adelante ¿adelante? ¡¡ADELANTE ESTABA LA SUBIDA DE LA AUTOPISTA LA PLATA BUENOS AIRES!!!!!!!!!!!! Ustedes tienen una idea remota o aproximada de lo que significa la palabra AUTOPISTA para un MEHARI o mejor dicho: para una persona como yo que vive en un lugar tranquilo donde a veces todavía el colectivo para en cualquier lado para que subas si el chofer te ve cargada de paquetes? o donde todavía a veces los autos paran cuando ven chicos (todavía gracias al cielo) jugando en la calle a la pelota??? ¿Podés darte cuenta qué significaba AUTOPISTA para mí? Empecé a transpirar porque las autopistas para mí son unos laberintos veloces que sólo los choferes de colectivos y los porteños pueden surcar, además de entrar y salir sin perderse, chocar o embotellarse… No no no nunca pensé que mi REVOLUCIONARIO fuera a transitarlas…… NOOOOOOOOOOOOO jamás hubiera subido!! nonono ¿por qué? pensarás vos que estás leyendo? Es simple: miedito miedo miedote… y bueno sí, mucha aventura por las rutas pero una autopista ¡¡es otra cosa!!! Las autopistas son al REVOLUCIONARIO como la kriptonita para superman!! Jaja pero ahí estábamos y si queríamos llegar a San Antonio de Areco ese día teníamos que subirlas andarlas y llegar, o bien…… decir: hasta acá llegamos y eso no iba a pasar así que… ¡¡upa REVOLUCIONARIO!! Arriba y que André Citröen nos ampare desde el cielo… si bien era invierno y hacía mucho frío yo transpiraba como en el mejor día del verano, ya una simpática y plateada fainfander o como se llame, me tiró un finito que casi me vuela el banderín del club… ª&/)@(%*$””… pero bueno seguir era el objetivo y desafiar la aventura una obligación. No podré describir nunca la emoción alegría y extrema felicidad cuando mi hijo mate por medio me dice: “¡¡mamá un mensaje de Flavio!! Ya subió la utopista y dice que nos alcanza!!” Ahhh sí!! fue un momento feliz muy feliz, me tranquilicé y seguimos hasta Hudson, el primer peaje y luego de pagar el importe (primera vez en mi vida que en el REVOLUCIONARIO hacía tal cosa…) paramos desatamos los cinturones y seguimos tomando mate… cuando ví aparecer entre otros autos en la fila del pejae un MEHARI naranja sin lonas y con tres cosas tapadas hasta la nariz con la bandera de Estudiantes de La Plata atada a uno de los parantes………… mi alegría se completó, ahora ya no podía tener ni miedo ni nada ¡¡El MEHARI de Flavio llegaba para salvar a REVOLUCIONARIO!!

MEHARI de Flavio salva a Revolucionario

Así que seguimos detrás…… disfrutando de los mates y de la vista de tanta construcción a los lados y tanta pobreza de a ratos… Oooooootra historia aparte…

dos MEHARIs en la autopista

Pero también me emocionaba cuando veía los carteles de calles para mí famosas, de Buenos Aires o cuando pasamos por los estudios de Canal 13!! Ma´si yo saqué la mano y saludé, alguno en alguna parte de la Argentina habrá dicho en ese momento ¿estoy loco o pasó un MEHARI por la autopista?? Jaja mucha emoción eso sí y sin ninguna duda: gracias a Flavio porque la verdad es que a esa altura de la mañana ni loca hubiera llegado tan lejos………

Mucha emoción también cuando luego de pasada la capital federal y su locura, de repente empezamos a ver adelante una silueta conocida para nosotros: la Basílica de Luján, yo pensé que pasábamos así que apuraba a Facu para que la fotografíe, lo que no sabía, porque ni tiempo de hablar tuvimos con Flavio, era que pararíamos allí mismo, así que un plus lo de lo Luján, compré una vela para mi mamá y aunque no soy religiosa……… miré la cruz y agradecí que llegara el MEHARI naranja para salvarnos de recorrer solitos la autopista.

REVOLUCIONARIO en Luján

Areco es ooootra historia: fiesta de MEHARIs reencuentro con Claudio, Mirta y Dorina a los que fui a buscar a la puerta de su casa en Los Cardales al otro día (solita jaja pero por ruta y de día) reencuentro con Gladys, Hugo, Gisela, Martín, Beto, el Uru, encuentro con amigos conocidos por mail como Paolo, Cristian, Alejos, y muchos amigos nuevos meharianos y citroneros.

Hacia Los Cardales tempranito

Aquí llegaría el fin de esta nueva aventura ¿eso parece no? Pero noooooooooooooooooooo lo inesperado, la segunda parte y la gran aventura estaba por venir… Luego de los dos días a puro MEHARI por Areco, Villa Lía y Los Cardales había que volver a La Plata a dejar a Facu y seguir viaje a Necochea…. Jaja pero yo iría ese domingo detrás de Flavio jaja ¿qué podía pasarnos?? Jaja nada jaja jaja jaja pero como todo lo que puede pasar… pasa… esto pasó ¿qué pasó? Perdí a Flavio a poco de entrar en zona de “subida a la autopista” ya estaba de noche… sin señal en el teléfono y con la sensación de que habían abierto las tranqueras de los corrales y toooooooooooodas las ovejas más inquietas de la manada salían a la calle!!! Cientos y no miento, cientos de autos subían a las autopistas, subían de zonas de quintas de fin de semana o de clubes… cientos y no miento… todos apurados claro!! Todos ligero claro!! Todos con caras esculpidas en preocupación claro!! La miérrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrcoles dije a Facu, paré debajo de un puente, otra vez pidiéndole a André Citröen, y porque no al mismísimo demonio que nos amparara… que no nos chocaban de atrás o que no nos llevaban puestos en algún cisterna o simplemente nos aplastaban. ¿Te acordás cuando unas líneas atrás te dije que transpiraba? ¿Te acordás cuando te dije que de día subir a la autopista era un desafío nunca pensado? ¿te das una idea de lo que sentía en ese momento? Ahora era más fácil la decisión o seguir o seguir porque ni retorno había… me refiero que en esa parte, la ruta estaba en reparaciones y no se vieron retornos en muchos kilómetros. Facu con su dulzura me dijo: mamá yo pasé muchas veces por las autopistas cuando viajaba a Buenos Aires hay que seguir los carteles, te van llevando… adelante derecho siempre derecho… puse en práctica eso que digo siempre: buena onda ponele!! onda y adelante!! Pero con mucho mucho miedo arrancamos……los primeros 20 km fueron espectaculares para nosotros porque era tanta la cantidad de autos camiones camionetas y derivados ahhh y un el REVOLUCIONARIO, que la velocidad máxima que podíamos desarrollar era 35 o 40 km/h jaja una sola palabra para mí: tranquilidad… Pero ni contar cuando empezó a desovillarse el ovillo o el enredo…….mamita……….papito y demás parientes………….como bala iban los muy porteños!! Y eso que nosotros no nos quedábamos atrás jaja ¡¡qué íbamos a quedarnos si ellos nos llevaban como agua en correntada!!!

“mar de luces”

Todo iba más o menos bien, el “mar de luces” como decía Facu a los cientos de luces de los cientos de autos de los cientos de hombres y mujeres que querían llegar a sus cientos de casas para al otro día meterse en los cientos de autos para llegar a los cientos de trabajos…………para……….. ¿pobreza ahora sobre la autopista…un domingo a la noche vuelta a casa? Y el REVOLUCIONARIO con su bandera ahí en el capó!!!!!!!! Alguno de vez en cuando miraba como diciendo ¿eso? Jaja pero nada más, esas personas no tienen tiempo que perder mirando MEHARIs en la autopista, jajaja (no se me enojen porteños y sus demás vecinos!!) Los carteles seguían diciendo Buenos Aires y nosotros seguíamos siguiendo los carteles, no había forma de perderse!! Jaja eso decía Facundo… en su mejor discurso de hijo que ve a su madre con un miedo infernal!! Jaja ahora digo jaja en ese momento era kk!! Adelante adelante derecho derecho decía Facundo y los minutos pasaban y eso parecía la misma película: mucho auto mucha velocidad mucho cemento muchas luces… en algunos momentos el “derecho” era curva, o sea seguir derecho por la misma autopista era doblar pero sin bajar ¡¡ni yo lo comprendo pero es algo más o menos así!! A veces seguir derecho no era tan facilito… y en una de esas cerca de las 8 de la noche…. Facu dice: mamá tenías que seguir por… allá y me mostraba la mano que caía de a poco como rendida… (“allá” había quedado atrás) …………….zaz miles de imágenes pasaron por mi cabeza en unos milésimos de segundos… pero seguí haciéndome la superada porque había pispereteado que de vez en cuando había estaciones de servicio algo así como abajo pero adentro de la autopista, entonces pensé: dormimos ahí y chau!! EN el REVOLUCIONARIO lugar sobra y teníamos hasta bolsas y colchoneta!! Y mañana será otro día pero Facu tenía que trabajar y había que llegar.

MEHARI solito en la autopista de noche!!

Paré al lado del surtidor, bajé, me hacía la que la tenía clara y con mi mejor cara de despreocupación le dije al playero así como quien dice hola: ¿por acá se va a La Plata? ¿no? El pibe un amorrrrrrrrr de esos que se ven poco, nos explicó detalladamente cómo teníamos que seguir, cuándo doblar, qué cartel iba a aparecer, cuánto faltaba en minutos con o sin tránsito, nos explicó hasta la pendiente de la subida próxima y lo que veríamos al bajarla!! Al salir dije: sí, otro mundo es posible, la gente sigue siendo gente, creo que le regalé algo… un calco del club, no recuerdo porque el susto y la emoción se mezclaban, salimos y el camino fue tal cómo ese muchacho nos dijo… ni más ni menos: igual, a La Plata llegaron los restos de una madre con su hermoso hijo en un hermoso MEHARI ¿cansancio? Naaaaaaaada que ver!! Fundida sucia y loca… pensé al bajar la autopista en la misma La Plata ¿habrá otra aventura como ésta? Jaja esperemos que sí… siempre lo mejor está por venir…

La vuelta a Necochea me guardaba una prueba más: neblina cerrada desde La Plata a Castelli y para completarla………..el frío helaba la neblina y los limpiaparabrisas no limpiaban… Creo que ya voy pasando las pruebas respectivas para seguir hacia la próxima aventura…

Facundo hijo, gracias por compartir con una mamá aventurera este viaje de un Revolucionario por las autopistas… te quiero mucho.

Laura 😉

Anuncios

NECOCHEA-LA PLATA-NECOCHEA en el Revolucionario!!

febrero 4, 2008

Luego de muchos preparativos el jueves 27 de diciembre de 2007 a las 6 de la mañana emprendimos el viaje el Rayito Rojinegro, el Revolucionario, o sea mi Mehari y yo rumbo a La Plata, resonaban las voces: Sos loca!! No vas a llegar!! Pero también las otras: Suerte!! Todo va a ir bien!! Tenés el seguro al día? mucho aliento aunque sorpresa también. A las 7 y media desayunaba en Balcarce, más tranqui porque todo iba bien, el tiempo acompañaba, el motor un violín… la ruta tranquila. El empalme con la autovía 2 era aún un misterio, pero cuando doblé y la tomé, grande fue el suspiro y hasta Coronel Pirán todo iba sobre rieles o mejor dicho sobre las ruedas del querido Mehari que sin quejarse me llevaba entre 65 y 80 km/h, allí íbamos entre paradas y mates. Iba sola así que cantaba, miraba y agradecía a la Citroën por haber construido hace 40 años un auto tan noble como mi Mehari, aunque el mío cumplió solamente 35 añitos!! También tengo que decir que cuando pasaban las grúas con los autos supernuevos, importados y con todos los chiches… yo le agradecía a mi rayito por su fortaleza. Bueno todo iba super bien, lo más divertido era la cara de algunas personas que miraban al rayito como cosa de otro planeta!!! como diciendo: ¿en “eso” viajás? Cuando paraba en las estaciones de servicio y pedía a alguien que lo mirara mientras iba al baño me preguntaban si iba lejos… yo les decía, y muchos no lo podían creer, lo más bonito del viaje fue en Las Armas a la ida: llegué, cargué 20 de super y puse al Revolucionario a la sombrita, en eso apareció esa especie rara de gente que se llama porteño, jajaja con todo afecto ¿ehh? Que miraba al rayito y me decía lo lindo que era, le pedí al muchachito que lo mirara mientras iba al baño; a la vuelta lo encuentro hablando por celu con el que es el socio número 3 del Club Mehari de Argentina!!! y allí comenzó una amistad y lo que ya es un hecho: el encuentro de Semana Santa en Neco, por eso te digo: GRACIAS Eze!!! En Dolores visité a Roberto, allí paré casi una hora. En Chascomús cargué agua para el mate, porque el rayito como los animales meharis, camellos y dromedarios, no usa h2o. Bueno seguí sin salir de mi asombro por la buena onda de la mayoría de la gente que me alentaba, felicitaba y daba ánimo para la vuelta (porque ésta era sólo la ida…) el calor era insoportable en el habitáculo…. agua mineral de litros y mate entre parada y parada. Al pasar los peajes seguían las miradas preguntonas pero él y yo resistimos como se resiste en la vida los embates fuleros que se nos presentan… por algo lo llamo el Revolucionario ¿no? Mi confianza se hacía cada vez mayor, todo iba mejor de lo previsto. Los mensajes de texto se multiplicaban: ¿por dónde andás? ¿rompiste algo? ¿pinchaste? ¿todo bien? A la vez que yo mensajeaba a mis hijos que esperaban en La Plata. Cada parada era una fiesta, estaba mucho más cerca de la meta…Tomar la avenida 44 en partido de La Plata fue colosal!!!!!!! Una lluvia totalmente imprevista se lanzó como si fuera la última vez, yo creo que fue la bendición de la llegada… Los ángeles de todos mis amigos fueron conmigo sin abandonarme ni un solo minuto. Tardé 12 horas, sí es cierto, calor, tensión y cansancio, pero esta aventura se la voy a contar a mis nietos… que espero sean aventureros de la vida y puedan tener un Mehari… Al llegar solamente tiempo para mimar al rojinegro y dormir en La Plata luego de besos, abrazos y confites de Micaela y Facundo, mis hijis. A las 5 y media del viernes 28 otra vez en la ruta, previa revisada de aceite, gomas y demás, amaneció cuando pasábamos por el acceso a Brandsen, ya con mi hija a bordo y tomando mate!!!!!!! Al salir a la ruta 2 no podíamos creerlo: tormentón!!!!!!! y lluvia de a baldes!!!!!! paramos en la primera estación, los limpiaparabrisas anduvieron super (gracias Cafiel….) mi hija decía que era ella la mufa… le dije: pongámosle onda!!!!!!!!! encima se nos rompió el termo así que bajamos desayunamos café con leche y medialunas y le pusimos muuuuuuuuuucha onda y paciencia, compramos termo nuevo y misteriosa pero bellísimamente la tormenta se fue en una media hora y el sol…. como contarlo… salió de tal manera que nos quemamos, no es que nos bronceamos, nooooo!!! nos quemamos los brazos!!! todo fue tan hermoso como de ida…. el motor de 10!!! Además ni ruidos ni molestias. En Las Armas… donde conocí a Ezequiel, cargamos combustible, controlé gomas y pedí que midieran el aceite (lo hacía yo pero esta vez me dediqué a tomar un heladito tranquila con Micaela) y salimos a la ruta, cuando puse tercera una lluvia de aceite en el parabrisas… dije bueno hasta acá llegó el Revolucionario… bajé, abrí capot y todo se veía negro de aceite… sorpresa fue la mía cuando ví que la tapa de aceite había volado (el pibe le metió tanta fuerza al abrirla que la había roto… quedó floja y al tomar velocidad, saltó!!!!! empapando todo de aceite!) mi felicidad era indescriptible porque eso quería decir que el motor estaba bien y todo lo demás también, sólo era la tapa que había saltado. Sacamos alambre, una goma y ahí al costadito lo arreglamos así como dice Copani y el pela de la Bersuit, con alambre y argentinidad!!! Arrancamos otra vez y paramos en un taller un poco más adelante por las dudas, el mecánico un ídolo, dijo que fuéramos tranquilas que el MEHARI es una gran máquina. Todo siguió tan bien como antes además del chori que comimos en Al Ver Verás que estaba buenísimo!!! Otra satisfacción fue ver pasar tremendos importados y bestiales 4 X 4 ¡¡en grúa!! y nosotros tan panchos, lento pero seguro… Al doblar en Coronel Vidal se sintió un poco el viento de costadito, haciendo fuerza en la lona pero se aguantaba, ahora sí… cuando pasaban los camiones… mamita que había que agarrarse al volante!!!!! pero todo estaba bien estudiado y se controlaba. Micaela se encargaba de sacar la mano para saludar a los camioneros y yo hacía señales con luces (gracias Guille por la electricidad!!). Tenemos guardados toooodos los saludos “camioneriles”: bocinas, con dos dedos, cuernitos, lost, stones, con la mano, puño en alto, pulgar arriba, mano afuera y muchos más, hasta comenzamos un tratado antropológico intitulado El Saludo del Camionero, jaja!!!!!!! una aventura sin igual difícil de relatar… La llegada otra emoción, todo fue de diez!!!!!!! Balcarce fue una fiesta en nuestro corazón ¡¡ Qué poco faltaba!! En el Puente Colgante los bocinazos del Revolucionario se escuchaban por todos lados, nos miraban… no entendían…..solamente Micaela y yo sabemos lo que se siente…. GRACIAS querido Rayito Rojinegro y gracias a mi mecánico Jorge que cuando le pregunté qué le parecía salir a la ruta poniendo una mano sobre el capot me contestó: “ si le tenés fe, andá tranquila” y así fue. Y gracias Micaela por compartir esta aventura

inolvidable con una mamá aventurera, te quiero mucho!!!! Hasta la próxima… Laura 🙂